Google+ Followers

martes, 18 de agosto de 2009

El "Amor" digital


Anoche (bueno, esta madrugada), me preguntaba Jay vía msn que si era válido emocionarse de alguien vía msn o vía feisbuc.

Yo supondría que habíamos superado la idealización de la “realidad virtual” pero ahora veo que no. A pesar de que llevamos inmersos bastante tiempo en este desmadre “cuasi” increíble de la Internet y la realidad virtual, siempre habrá alguien que se le olvide eso y que crea haber encontrado al hombre o a la mujer de su vida, a la persona ideal a través de la red.

De repente es bien fácil que se te pase que esa “persona” con la que chateas o de quine eres “caber amigo” del feisbuc, es un simple amasijo de “letritas”, de unos y ceros que conforman fotografías en jpg o una conversación entera mediante el Messenger.

Se nos olvida que el amor entra por los ojos (no cuenta la web cam), ¡Pero también por el tacto! Tienes que tocar al susodicho, tocarlo, sentirlo, besarlo, medir con tus propios ojos y en tercera dimensión (de bulto), que tan gord@ o flac@ es. La parte de la estatura es bien engañosa a través de la red, por mas que “se describan”.

La mente de una persona también es capaz de engañarse a sí misma. Empiezas a platicar con el susodich@, y de repente ya crees estar enamorado. ¡cuando nunca jamás en la vida l@ has visto! Claro, ya cuando ese encuentro físico se da, te das cuenta de que no esta tan guap@, de que está un poco (solo un poco) gordit@, de que está mas chaparrit@ de lo que te habías imaginado. Y es que ese es el gran pedo. Mientras no conoces físicamente a la persona del feisbuc, tu imaginación echa a volar tus más recónditos deseos o ideales físicos de los personajes que más te gustan. Tu mente logra olvidar (evadir), que del otro lado, en el otro monitor, hay (también) un ser humano.

Un wey o una vieja. Como tú o como yo. Con lonjas, con miedos, defectos, y miles de pedos existenciales tal como tú o como yo en este preciso momento.

La Internet no es la llave mágica hacia el país de las Maravillas o al país del “nunca jamás”. Se trata simplemente de un medio por el cual te contactas con gente común y corriente alrededor del mundo. Conforme estemos bien concientes de este último hecho, haremos un manejo mucho más adecuado de las “caber amistades”, y tendremos un manejo mucho más mesurado de los “sentimientos” que nos provocan los personajes que logramos contactar vía feisbuc, chats, blogs, tuiter, maiespeis, messenger y demás cyber madrolas.

Viernes de Marra con amigos


Muchas cosas podría decir de este viernes en el "Marra". Pero creo que lo mejor es hablar de la parte chida. Acompañado de los cuates, las amigas y los galanes, claro.



Un viernes extraño, diferente y sobre todo, a lo largo de una semana bastante extraña. De volteretas de situaciones. La verdad es que tengo que darle gracias a Malú por la plática que sostuvimos el jueves por la noche.




Pero bueno, gracias a estas amistades tan chidas que he hecho aquí en el "Marra", es que vale la pena seguirla pasando a todo dar y que el mundo siga girando.

Sábado de Chupe


Las pedas en el depa del totopo son un clásico obligado y se han tornado incluso legendarias. La del sábado pasado estuvo muy chida ya que estuvimos acompañados del Arquitecto y de los guaruras. Una charla muy amena y una peda adecuada. Como debe de ser.


Muchos sábados como estos señor totopo...

La fiesta extraña de Tacubaya

Un sábado poco común sin chamba y chupando en "Los Panchos" de la Glorieta del metro insurgentes con los guaruras, el Arquitecto y el totopo. Se supone que ese sábado sería el primero en mucho tiempo en que me iría a la cama antes de la media noche pero para variar, no fue así.




Una serie de infortunados sucesos hicieron que terminara en Avenida Revolución platicando con Jay acerca de cómo éstos le estaban afectando de manera tremenda. Afortunadamente no pasó a mayores, y en unos instante sestaba yo en la fiesta extraña de Tacubaya escuchando Progressive House y Trance así como otras variantes de música electrónica que realmente me parecierón estridentes y poco afortunados.



No, no se trata de "Corazón Alegre". Es Haití (La Negra tiene Tumba'o)


Gente fumando mota, en un viaje astral ininterminable pero muy prendida y divertida. No, definitivamente ese tipo de fiestas no son para mí. estuve como un expectador y así pretendo seguir en ese tipo de fiestas, ya que difícilmente estaría en posibilidad de acudir a otra similar...