Google+ Followers

martes, 8 de abril de 2014

Telerisa...




Y ya entrados en gastos, hablando de la década de los 90's, cómo olvidar a Radioactivo y sus juguetes radiactivos.
Particularmente este: El Karaoke Telerisa.  Con especial dedicación.

Y es que es bien triste percatarte que escuchas una rola de pop ¡Y ya escuchaste todas!

Lo mismo, lo mismo, y lo mismo.

Se trata de monos diferentes, pero, en esencia, ¿Qué diferencia existe entre rbd, los timbirichos, los magnetos, la onda vaselina, los m15, los mercurio, o los ov7? 

Y lo mismo las "divas". ¿Qué propuesta presentan belinda, thalia, pau, chaquira, fey, jeans, anahí, etc? ¿Dónde está la diferencia.

La historia es la misma: gente de poder, nepotismo, hijos de artistas, productores que a costa del varo les vale madre la calidad, caras bonitas pero descerebradas.  Que asco.

Pero bueno, así es el mundo del pop.  Gracias Radioactivo por recordarme el significado de la palabra "calidad"...

Dos décadas.





Casi sin darme cuenta, pasaron 20 años de aquella fatídica mañana cuando me enteré de la muerte del Kurt Cobain.

Por aquellos entonces era un referente directo del acontecer musical que movía masas.

No se si Nirvana sea un grupo sobrevaluado o no. Pero a la distancia me percato que para trascender, no se necesita ser precisamente un erudito en la interpretación de algún instrumento o bien, tener una gran voz.

Kurt no era ni lo uno ni lo otro. Creo que su mayor mérito fue hacer lo que le gustaba y componer lo que en realidad sentía.

Después me vengo enterando que no era nada mas que un muchacho muy atormentado. Todo un Rock Star…

Después de una década atascada de High Energy, los 90’s se abrían para mí como una década de incertidumbre musicalmente hablando. Hasta que escuché “Smell Like Teen Spirit” en Rock 101.

El escuchar esa rola cambió toda mi perspectiva musical, y me di a la tarea de desenterrar todo ese rock que no había escuchado antes, y todo ese rock que se estaba produciendo al inicio de los noventa.

Ese hecho más la muerte de Freddie Mercury, me marcaron profundamente para abalanzarme por todo lo que sonara y oliera a rock.


Donde quiera que te encuentres: Gracias Kurt.

martes, 29 de octubre de 2013

Ofrenda de Muertos 2013




Gracias por todo…

Donna Summer
Freddie Mercury
Ian Curtis
Lou Reed
Barry White
Michael Hutchense
José Alfredo Jiménez
Jim Morrison
Héctor Lavoe
Maurice Gibb
James Brown
Jorge Negrete
Bob Marley
Johnny Cash
Dee Dee Ramone
Cliff Burton
John Lennon
Rita Guerrero
John Bonham
Rockdrigo González
Bill Haley
Toño de la Villa
Elvis Presley
Janis Joplin
Agustín Lara
Whitney Houston
Sid Vicious
Lola Beltrán
Patrick Hernandez
Kurt Cobain
Tito Puente
Buddy Holly
Rubén González
Laura Braningan
Celia Cruz
Javier Solís
Nina Simone
Joe Strummer
Peter Rauhofer
Benny Moré
Joey Ramone
Jimmi Hendrix
Robin Gibb
Patrick Cowley
Julio Haro
Chavela Vargas
Ray Manzarek
Sylvester
Van McCoy
Joe Arroyo
Johnny Ramone
Divine
Ibrahim Ferrer
Dámaso Pérez Prado
Amy Winehouse
Fats Domino
Karen Carpenter
Robert Palmer
Bon Scott
Dimebag Darrell
Ray Charles
Pedro Infante
Bobby Farrell
Pio Leyva
Isaac Hayes
Ricky Wilson
Michael Jackson

lunes, 5 de agosto de 2013

El Pelón en sus Tiempos de Cólera (Libro)



En realidad no soy muy dado a leer libros. Como que a veces no hay tiempo y termina dándome un poco de weba.
Sin embargo ahora que el IPad ha mejorado tanto, y lo tuve que comprar por motivos profesionales (Mezclar con ese gadget mediante un controlador de Traktor), pues también me di a la tarea de buscar algunos libros electrónicos para entretenerme.

Con la novedad de que en la mayoría de las tiendas On Line que venden libros electrónicos, los buenos solo los tienen en inglés. Y en español tienen pura pendejada del tipo: "Drácula" de Bram Stroker.  Que poca consideración tienen esas tiendas para el público hispano parlante.

Pos ni modo, me di a la tarea de buscar libros "piratas" en los blogs, y fue así como me hice de libros interesantes de Octavio Paz, José Saramago, Ray Bradbury, etc.

Y también recordé que desde hace algún tiempo, y debido a que respondí una trivia o algo así, el señor Héctos Suárez Gomís, ´me había hecho favor de regalarme a través de un correo electrónico, un pdf de su primer libro titulado: "El Pelón en sus Tiempos de Cólera".

Así que me di a la tarea de pasarlo al IPad para leerlo mediante el Bluefire.

Básicamente es un libro de experiencias personales del señor desde su niñez, su adolescencia y hasta nuestros días.

Creo que Héctor quedó muy marcado por una niñez tratada de forma estricta y el divorcio de sus padres.
A partir de una serie de anécdotas y muy personales análisis de como vivió su niñez y adolescencia, el autor nos regala un libro ameno, fácil de leer (te lo echas de volada).

No es de ninguna manera un libro de vida ni mucho menos.  Agradezco el tono desenfadado del mismo y sobre todo, que siempre deja claro que todo se basa en sus experiencias sin querer sermonear ni evangelizar a nadie (No son pendejadas estilo Jordi Rosario).

A lo largo del libro si te llega a sacar algunas risas.
¿Lo recomendaría?  Sí.  Para aventarse un libro ameno y desparpajado, para una tarde donde no te quieres complicar con múltiples problemas actuales, y donde lo único que busques es reír un rato, leyendo algunas experiencias que de una u otra parte compartes con el autor.

Pasable aunque no notable.

miércoles, 24 de abril de 2013

Aventuras en el Istmo













                                           

Oaxaca. Uno de los Estados más emblemáticos y hermosos de la República Mexicana.

Juchitán. Una ciudad pequeña pero interesante enclavada en el istmo de Tehuantepec, vecina del a ciudad del mismo nombre y del importante puerto de Salina Cruz.

La tradición de las "Velas" oaxaqueñas, ancestrales celebraciones de carácter mágico y místico, se remonta incluso a la época prehispánica.

Pues nada, que al buen amigo Amurabi, conocido de antaño por la célebre comunidad de MSN denominada "Rockeros Gay", fue designado mayordomo para efectuar la tradicional ceremonia de la "vela" para 2012-2013. Por lo que solicitó mis servicios para mezclar en esta emotiva celebración, el pasado sábado 16 de Febrero de este año.















Ya en alguna ocasión había ido a mezclar a una fiesta a esta ciudad Oaxaqueña, en aquella ocasión para una fiesta de "techno". Por lo que ya conocía de antemano la amabilidad y sensibilidad de la gente oaxaqueña.
Pero aparte, me emocionó la posibilidad de conocer y manejar por la denominada "ventosa", región oaxaqueña conocida por la fuerza de sus vientos y que incluso posee varios parques "eólicos" para la producción de energía eléctrica.

Total que la noticia de la fiesta se hizo pública y tanto Memois (pokahontas) como Jay (DJ "baratita"), se ofrecieron a acompañarme en esta singular aventura.
Aunque tristemente, un día antes de la salida, el buen Memín se rajó, y únicamente me lancé con Jay a esta singular aventura al istmo oaxaqueño.













Al final opté por lanzarme en el coche en lugar de ir en autobús. La aventura se presentaba impresionante.
Salimos del DF el mismo sábado a las 6 AM para tomar la autopista a Puebla.
Desayunamos cafecito en el pueblo de Esperanza antes de subir las cumbres de Maltrata, donde enfrenté mis miedos de la infancia al toparnos con niebla para atravesar la Sierra Madre. 
Afortunadamente ya es una autopista de 4 carriles, diversos túneles e incluso iluminación de halógeno para minimizar en lo posible la presencia de niebla.

Bajando las cumbres, el primer retraso se debió a un accidente múltiple en el Puente del Río Metlac en Fortín de las Flores. 
Después de una hora de tráfico, nos encaminamos a "La Tinaja", lugar de donde parte la autopista a Coatzacoalcos.  Un tramo muy largo pero con la autopista ni se siente. Así que en pocas horas ya andábamos en Acayucan Veracruz ingresando a la carretera transístimica hacia nuestro destino final: Juchitán.
La carretera transístimca ya no es una autopista. Solo tiene dos carriles o a veces tres para rebasar cuando existe la posibilidad. Atraviesa la parte más angosta del país y une a los estados de Veracruz y Oaxaca. Atraviesa muchos pueblos intermedios, y además llovía debido a un "norte". Y para colmo, también la estaban arreglando en diversos tramos.

Después de un ratote de haber ingresado al estado de Oaxaca, por fin terminó la sierra y de repente tuvimos enfrente al hermoso Océano Pacífico.

Y ahí empezó el pedo. Nos perdimos en la carretera e inició nuestra odisea con "El Viento".

Enormes generadores de energía en forma de ventiladores, enmarcaron uno de los miedos más cabrones que he sentido en mi vida: El miedo a que el viento levantará el coche y prácticamente lo volteara o lo elevara por los aires. Me cae que Pachuca "la bella airosa" de queda pendeja con la fuerza que toma el viento en la zona de "La Ventosa".














Total, que con mil peripecias, por fin dimos con una carretera comunal que nos sacó a Juchitán ya bien entrada la noche.  Como pudimos encontramos la tienda de Amurabi, Rockspell, y me aventé un pequeño "Sound-check" ya en el lugar de la fiesta.
El viento estuvo soplando bien cabrón a lo largo de la noche.  Nos fuimos a instalar al hotel, un buen baño, un mini coyotito y ya nos regresamos al lugar donde se llevaría al cabo "La Vela".

Y con la sorpresa de que la fiesta iba a estar amenizada por una "Banda Oaxaqueña" que además, le imprimió un sello muy festivo y local a la celebración.

Chela de a montones para todos, batos muy guapos y una Banda Oaxaqueña que empezó a prender muy chidito al respetable.







Y debo decirlo, la gente prendió excelente cuando me tocó intervenir tras tornamesas. La verdad es que el público oaxaqueño, y en particular el público de Juchitán, siempre se ha portado muy amable conmigo por que la verdad es que les encanta la fiesta y el buen desmadre.

Me parece que la fiesta prendió mucho más cuando entró a escena la música tropical, todo aquello se convirtió en una gigantesca arena de baile. he he he he he. ¡Excelente!



















Total que entre rondas de Banda Oaxaqueña, y rondas de música mezclada a le estilo de los profesionales, la noche transcurrió de lo más prendida y alegre en esta hermosa Ciudad del istmo de Tehuantepec.

Otro break fue hecho empezando la madrugada, para efectuar el cambio de mayordomía. Una ceremonia obligatoria, donde es presentado el encargado de la pachanga para el año entrante, en este caso, 2014.  Ojalá nos veamos por allá para esas fechas.


Ya como a eso de las 4 AM, de plano el dueño del audio llegó acá medio mamerto y determinó que todo había terminado (Y yo que apenas arrancaba con mi famoso popurrí de Madonna 1983-2012), a eso de las 4 AM.

Así que no hubo más remedio que finalizar la parte de música bailable y terminar la fiesta a ritmo de Banda oaxaqueña.

Pero la verdad que la chinga en la carretera había estado mucho muy cabrona, por lo que delicadamente solicité a Jay que nos fuéramos al hotel a descansar ya casi rayando las 5 AM.




El resto del viaje fue descanso y disfrute. Al día siguiente, después de un merecido descanso y la compra de una botelllita de mezcal, nos lanzamos a mojarnos los piecitos a la playa "Salina del Marqués". Localizada a unos kilómetros del Puerto de Salina Cruz.

La playa muy hermosa, pero con la novedad de que la racha de viento continuaba y no dejaba pasar un rato agradable en la playa.  Al grado de que las olas casi no levantaban por estar contra la dirección del viento, y las ráfagas del mismo, levantaban verdaderas dunas de arena que en una ocasión terminaron por dejarme como polvorón.

A pesar de ello, unas chelitas no nos cayeron nada mal en tan distinguida playa.
El regreso a Juchitán, y una deliciosa cena de tlayudas en el Centro, finalizaron la excelente visita a la Ciudad.

















Y el regreso para el día lunes no puedo estar mejor. Ya conocíamos la carretera trans-ístmica, por lo que la recorrimos con más precaución y tranquilidad. Desayunamos en el pueblo de Matías Romero, y tomamos muy temprano la Autopista Coatzacoalcos- La Tinaja.  Compramos unos "toritos" en Córdoba.
Recordé mi infancia en el pueblo de Fortín de las Flores Veracruz, y comimos tranquilamente en la hermosa Ciudad de Orizaba.

Estábamos ingresando al DF más o menos a las 8:30 de la noche. Cansados pero a gusto.

¿Para cuando el próximo viaje?




jueves, 14 de marzo de 2013

Experiencia en Ciclotón



Desde hacía un chingo de tiempo, prácticamente desde que se instauró esto de los ciclotones por el gobierno de Marcelo Ebrard, tenía yo la consigna de lanzarme a uno de estos eventos de domingo. La disyuntiva era: ¿En bicicleta o en patines?

Pero siempre hubo obstáculos.

Primeramente el pedo de las desveladas, los antros y, sobre todo, la chamba de DJ.
Y es que ¿Cómo diablos me voy a lanzar al Ciclotón si cuando éste va iniciando, yo voy llegando a casa? Poco más que imposible.

Así que habría que planearlo. Había que ser hábil.
Ya en alguna ocasión un cuate me había comentado que nos veíamos en El Ángel a las 10:00 AM pero precisamente ese domingo me estaba despertando a las 10:00 AM con una weba tremenda, y con más ganas de un buen almuerzo que una sesión en patines.  También hay que mentalizarse. 

A veces es bueno no salir de antro, no desvelarse, y levantarse tempra en domingo para hacer ejercicio. Y es que hay que sacrificar algo. ¿Qué quieres? qué obtienes.

Ok. Probablemente te la pases poca madre en el antro, igual y hasta ligas etc.  Pero ahora veo la otra parte. Es muy chido acostarse relativamente tarde en sábado y estar entero el domingo para hacer ejercicio.  En este caso patinar.

Era mi primera vez en el Ciclotón, y mi primera vez en patines (virgencito en dos aspectos).

Me levanté antes de las 9 AM, aceité mis patines y me lancé en el coche a la colonia Cuauhtémoc. 

Luego de un par de vueltas por la colonia, por fin encontré lugar para estacionarme casi frente al Centro Comercial "Reforma 222".

Hace un ratito que no patinaba, por lo que mis primeros patinazos estuvieron un poco chistosos tirándole a lo ridículo pero como pude llegué a Reforma y me incorporé al Ciclotón (en patines).

Después de darle una vuelta al Ángel de la Independencia, que en realidad es una Victoria Alada, ya tomé Reforma y me dirigí al Centro Histórico.  Así pude darme cuenta de que el pavimento no está precisamente de primera calidad, pero definitivamente es mejor que patinar sobre las banquetas.

Todo iba muy bien hasta que atravesé el Eje Central: ¡Calles adoquinadas!  Un pedo patinar por ahí. Así que tuve que patinar sobre las banquetas.

Esto se arregló al llegar a la calle de Izazaga.
¡Jamás imaginé llegar hasta esos lares en patines desde la Zona Rosa!

Fray Servando hasta doblar en Troncoso, lateral del Viaducto hasta Rio Churubusco, y de ahí todo el Circuito interior rodeando la parte central de la Ciudad hasta regresar nuevamente al Angel de la Independencia.

Muy chido patinar por ahí. Pero se presentó la primer estresante prueba: Los puentes de Río Churubusco.   Uuuufff!!!

Ya había yo escucahdo acerca de pasar los puentes vehiculares del Circuito Interior en Patines. La idea de entrada me producía vértigo. La subida no me costó trabajo, aunque veía que a algunos ciclistas como que si les costaba un poco de trabajo subirlos.

En la cima del primer puente, pos como el borras que me aviento a la bajada sin pensarlo. ¡Casi me caigo! Ya después uno de los policías que vigilaban el circuito me comentó que precisamente en la bajada de ese puente, algunos patinadores e incluso ciclistas se habían caído.

Con esa experiencia inicial, el resto de los puentes los pasé con mucho mayor precaución y solo me solté ya como a la mitad de la bajada de cada uno.

Ya casi la iba a librar puesto que avancé todo el circuito interior pasando Avenida de los Insurgentes, cuando en Patriotismo, ya para regresar a Reforma, ¡Que se acaba el Ciclotón!  ¡Que quitan los conos que separaban a ciclistas y patinadores de los automóviles! Y es que, como en el cuento de la Cenicienta, ¡Ya eran las 2 de la tarde! Que rápido se me había pasado la mañana. Y que poca madre estuvo todo el recorrido.

En fin, que tuve que aventarme ya sin ciclotón (esto es, sin conos que separasen a ciclistas y patinadores de automóviles), medio Patriotismo, y chutarme el tráfico y el pésimo asfalto de las Calles de la Condesa y de la Roma. Ya en la ciclovía de Reforma todo estuvo mas tranquilo hasta llegar al lugar donde había estacionado el coche.

Excelente experiencia que pretendo vivirla nuevamente, claro que ahora lo haré mas tempra para que no se me acabe a medio camino.  Y sí, esto implicará que el día anterior no me reviente de ninguna forma.

Ya les contaré mi experiencia por estos lares...

lunes, 4 de febrero de 2013

Madonna en México 2012


Madonna.

La reina del pop.

Su tercera visita a México.





Jamás había estado convencido de verla en concierto. De hecho cuando vino con su "Girlie Show", hasta como que me cagaba la madre.

Madonna. Creo que la primer rola que escuché de ella fue "Everybody". Aunque me parece que la rola que más me gusta de aquella época es "Borderline".

Madonna. La cantante que me cagaba en los 90's debido a su álbum "Erotica". Que por cierto lo sigo alucinando.

Madonna. La intérprete visionaria que se redimió conmigo con su "Confessions on a Dance Floor".

Madonna. La intérprete que baila ya muy chistoso y con unos pocos de "trabajos" y que además hace play back. Aunque sigue llenado estadios.

Madonna. La mujer visionaria e inteligente que ha logrado hacer un emporio de su carrera.











El sabroso "material" en el concierto de la Diva.












Madonna inició su carrera en la década de los 80's después de haberle hecho coros al señor Patrick Hernández en su clásico tema (Y One Hit Wonder), "Born to be Alive".   Sus primeros dos álbumes me impactaron y su single "Into the Groove" me pareció sublime.

Luego se casa con Sean Penn y como que le baja a sus desmadres con sus siguientes álbumes de esa década. Como que le dió un giro a su estilo.




El álbum "Bedtime Stories" me hizo voltear a ver su carrera una vez más y como que me volvió a agradar un poco. Pero en definitiva, fue con su álbum "Confessions on a Dance Floor" con el que me hizo retomar mi carácter de fan de la Diva. Aunque luego, sus últimas dos producciones me hayan cagado los huevos. "American Life", otra basca.











En fin, una carrera llena de claroscuros que hicieron que me haya negado a asistir a sus dos anteriores conciertos que dio en el Foro Sol.  Y no fue si no hasta 2012 que de verdad sentí la inquietud de presenciar su actuación en vivo.
Un hecho que me motivó a regresar a las presentaciones en vivo de ciertos grupos y/o solistas, fue la muerte de Michael Jackson: Un ícono de la música contemporánea.  Jamás lo ví en vio. Y eso que se presentó en el Estadio Azteca como en 5 fechas.  ¡TONTO!

Al menos me queda el consuelo de que ya he visto en vivo a The Cure, Donna Summer, The Rolling Stones, Guns N' Roses, Van Halen, Lady Gaga, Pulp, Pixies, New Order, Café Tacuba, Madness, Rita Guerrero con Santa Sabina, Jane's Adiction, Caifanes, Front 242, Radiohead, Kraftwerk, Pet Shop Boys, Jamiroquai, Sylvester, Pearl Jam, Jessica Williams, INXS (Con el difunto Michael Hutchense como vocalista), y un interesante etcétera.
























En realidad el concierto se presentaba poco interesante. Después de haber hecho una gira con su mediocre álbum "Hard Candy", ahora le tocaba el turno a su MDNA. Álbum que sin ser malo, tampoco augura ser de sus mejores trabajos.   Creo que los mejores momentos de la señora ya terminaron. Pero eso no le quita su status de ícono musical.







Y efectivamente. No decepcionó. Una larga espera después de varios meses de haber comprado mi boleto para este concierto.  La sección Platino no decepcionó: Cómoda, amigable, buenos chupes, no aglomeraciones, cero empujones.

EL Warm Up de Paul Oakenfold entre azul y buenas noches. Nada malo pero nada bueno si no todo lo contrario. Muy gris diría yo. Me recordó mucho a Fat Boy Slim cerrando el Vive Latino 2012.
















Y fue así como inició la presentación de la Diva. Sin mucho preámbulo, sin mucha espera. Una campana y un recipiente de incienso que se movía al compás de la misma fueron el preludio para empezar el concierto.
"Girl Gonne Wild" de su "MDNA" fue la rola que marcó el inicio de la presentación de Madonna en el Foro Sol de la Ciudad de México.

Y claro que su concierto fue marcado por los éxitos de tres décadas de Madonna.
La señora hace play back, eso es indiscutible.
La señora ya no baila como antes, eso también fue muy evidente. En una de las coreografías donde se sienta y tiene que pasar las piernas estiradas en forma de círculo, Madonna las encogió inexorablemente, para poder alcanzar la rola y la coreografía que impecablemente interpretaban su cuadro de bailarines.

Sin embargo eso puede pasarse por alto cuando la intérprete ha cubierto tres décadas de éxito y de haber marcado el pop para siempre.

Me sorprendió interpretando "Open Your Heart" y también "Papa Don't Preach". Pero bueno, es que la Diva tiene mucho de donde escoger para llenar sus presentaciones. Y esta no fue la excepción.

















En fin. Creo que fue un concierto sin nada que desperdiciar.
Un concierto memorable.  No se por que tengo la idea que éste va a ser la última gira que emprenda Madonna en toda su carrera. El tiempo es quien tiene la última palabra.

De momento yo puedo jactarme ya de haberla visto en vivo en un memorable concierto en el Foro Sol de la Ciudad de México...