Google+ Followers

domingo, 28 de noviembre de 2010

Yo México

Y pues bueno, antes de que terminase de presentarse el espectáculo "Yo México" en el zócalo de la Ciudad de México, nos hicimos presentes por ahí para ver que tal estaba.

La verdad es que nos dejó un sabor agridulce. EL espectáculo de luces y de audio lució francamente impresionante. No así el contenido que considero que nos quedó a deber y con una visión (del gobierno federal) como que tendenciosa e incompleta.








Como fuimos el penúltimo día de la presentación del espectáculo, el zócalo capitalino lucía con un lleno importante a la hora que arribamos, alrededor de las 8 PM. Mi amigo Jorge Pedro de Twitter me dijo que nos colocásemos lo más cercano posible al Asta Bandera y así lo hicimos como pudimos, ya que la gente ya estaba apostada a los alrededores.








Considero que nuestra posición fue privilegiada, y pudimos observar el espectáculo en todos sus ángulos, aunque considero que en cualquier parte que uno se colocase en la Plaza de la Constitución, pudo tener una buena panorámica del espectáculo.













A pesar de que el espectáculo de luces como tal, así como el audio lucieron impresionantes esa noche en el Zócalo, el "pero" estuvo en el contenido. Ensalsando folcklóricamente (como siempre) nuestro pasado indígena. Nos encanta mostrarlo como una curiosidad vendible, aunque nos avergüenzan los dialectos, las costumbres, los vestidos, y la miseria indígena.

Por otra parte, como siempre, la parte del Virreinato, donde comienza a forjarse verdaderamente el nacionalismo mexicano, la idea de una nacionalidad a partir de nuestro territorio y su gente, pasó como un suspiro y creo que no se le dio la importancia que tuvo, que deberíamos darle. En fin.

Una parte que me pareció bastante incorrecta, fue la presentación de la masacre de 1968 en Tlatelolco, como algo bastante relativo y acompañado de una alegre comparsa a go-go.

A veces me ronda la idea que el padre de la patria bien pudo haber sido Hernán Cortés. ¿Y por qué no?

































En fin. A pesar de un contenido con fallas, me parece que hubiese sido un error el habérmelo perdido. Espero que ustedes, lectores de ese blog, puedan darse una idea de lo que este espectáculo trató.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Fiesta Rockero-Vintage 6 de Noviembre 2010


¿Cual es el significado de ser D.J.?
La mayoría de la gente que se inclina por el oficio de "Pincha Discos" es por que "se supone" que le gusta la música electrónica. Lo peor de todo es que, ¡No saben mezclar otra cosa! Piensan que lo único digno de ser mezclado (y que puede ser mezclado) es la música electrónica. PENDEJOS.

Toda aquella música que tiene un ritmo (beat) es decir, un flujo de movimiento controlado o medido y sonoro tiene la capacidad de ser mezclado. Claro, por alguien carente de prejuicios tontos relacionados con la música.

Desafortunadamente la mayoría de la gente no se interesa realmente por los contenidos cualitivos de la música y terminan escuchando ese sonido repetitivo que escuchan en la radio misma que a su vez se pudre por la payola que de una u otra forma la alimenta.







Total que por las razones ya mencionadas, uno como DJ termina programando música pues no digamos horrenda pero sí completamente comercial. Y la música que a uno de verdad le gusta la tiene que dejar reservadas para determinadas ocasiones especiales. Por ejemplo el cumpleaños de @Borisito13 o bien determinadas situaciones a veces inesperadas.










Y bueno, total que una de estas "situaciones especiales" se dio el pasado 6 de Noviembre gracias a mi buen amigo Sergio Dosal, quien junto con Martha Cuevas, se han estado uniendo para organizar fiestas que de alguna manera sean diferentes y con propuestas de calidad.
Sergio Dosal siempre se ha caracterizado por ser muy inquieto en ese aspecto. Desde que lo conozco, se ha dedicado a organizar eventos de calidad. Recuerdo todavía aquella fiesta que organizamos entre "Queer As Beat" y Colectivo Moebius. a partir de ese festejo, que quedé como DJ residente en el Arts Bar.





















Y para esta ocasión, Sergio y Martha me buscaron para amenizar una fiesta concepto que se basaría en un tono "retro" pura música del siglo pasado, producida hasta antes del año 2000.
Por lo que abarcó desde los años 50's hasta 1999.
Debo reconocer que me dieron en mi mero mole por que todas esas décadas son mis favoritas, y de alguna manera, el siglo XXI no ha traído grandes proyectos musicales en el terreno del rock.
Así que pues, me dediqué a hacer lo que sé hacer, lo que me gusta.
Armé un set de música bailable preponderantemente que abarcó desde los 60's y hasta los 90's.
Como mucho de ustedes saben, uno de mis géneros favoritos (además del rock), es el High Energy, así que no se me dificultó mucho el armado de este set.

Asimismo, de un tiempo a la fecha no sé por qué diablos, también me ha estado gustando mucho la música "dance" noventera del estilo de La Bouche. Por citar solo un ejemplo.










Y pues total que la banda respondió favorablemente y a pesar del clima semi gélido que se estaba viviendo en la Ciudad de México en esos días, la música fungió como mecha para parnder "al respetable armar una de las mejores noches musicales que se han armado en ese lugar, el Buzón de Arte.
Agradezco a todos los concurrentes, a los fans from hell, a los cuates, a los némesis etc. Pero sí quiero agradecer de manera particular a Martha Cuevas y a Sergio Doscal por haber creído en mí para armar este proyecto, que espero sea el detonante para muchos más de esta manufactura y de este calidad.
¡Hasta la próxima!