Google+ Followers

sábado, 28 de noviembre de 2009

El Empate. JA!



Este tercer juevebes de tangas en el "Marra" me pareció por demás interesante (musicalmente hablando). Un chingo de frío eso sí, pero la banda mega prendida y bien intensa he he he he he.
Creo que la clientela está agarrando muy bien el pedo que los jueves en el Marra, actualmente, son estrictamente de baile, 4 X 4.

Y ya entrados en materia pues ya les mezclo el Electro con el Disco y con el High Energy con singular alegría. La banda comienza poco a poco a responder positivamente.











Yo no sé si por causa del frío pero en esta ocasión solo hubo dos participantes en el concurso de tangas. Bueno también se trepó el barman "Christofer" pero sin concursar. Solo por el placer de enseñar. Nomás que el chavo ya está muy visto, entonces pues fue como una especie de premio de consolación: "Ándale, súbete y encuerate pa'que no te sientas mal". he he he he he he.











Así que Luis el mesero tuvo que salir al quite otra vez y se lanzó al ruedo para mosgtrar sus carnes. Y por otra parte, un viejo conocido de este blog: Daniel.
La verdad es que fue un baile muy sensual por parte de ambos, y al final Sergio, el maestro de ceremonias, optó por otorgar un salomónico empate.
Sin embargo, y desde mi muy particular punto de vista, como que Daniel es como que más natural, como que no se ha inyectado. Me pareció más terrenal, más cercano a la gente. Quién sabe. A lo mejor es que me gusta. he he he he.

Me parece que los jueves en el Marra van agarrando forma y la banda empieza a agarrar la onda de que el fin de semana inicia el jueves. Como en las grandes capitales del mundo.

Vámos, la Ciudad de México es una gran capital mundial con una agitada vida nocturna, y el Marra pone muy en alto este concepto los días jueves de cada semana.

viernes, 27 de noviembre de 2009

2o Juevebes de Tangas en el Marra



Y comenzó a "agarra forma" esto de los "jueves de tanga" en el "Marra". Aunque luego los concursantes se quieren hacer los chistocitos y nomás se quitan la playera. he he he he he
¡Nada tontos!
Cuando lo importante es ver los chones. Aunque no se quiten el panto pero SÍ deben dejar al descubierto el "paquete" nomás por el placer de ver la mercancía.
Obviamente que muchos tienen sus cuerpos trabajados en el gym, como el caso de los mismos meseros del Marra. Que por cierto me siento bastante sorprendido por Luis. WOW.
Yo creo que cualquiera puede ganar nomás metiendo la panza. Enseñando (OBVIAMENTE) los chones, y moviéndose bien sensual al ritmo de la música.
Me he estado percatanto que ganar esos dos mil varos es mucho más una cuestión de actitud.
Obvio: Hay que cuidarse chavos, bajare a la manteca, los azúcares, y darle un poco más seguido al gym ¿Difícil? No tanto.






En esta cola si me formo, me cae








Este juevebes también se celebró en el "Marra" esto del tristemente famoso episodio de "los 41".

Aquella redada que se efectuó a principios del siglo pasado en una fiesta gay en la Ciudad de México porfiriana. Algunos clientes acudieron al antro vestidos al estilo de esa época. En realidad yo había leído de ese episodio, pero no tenía la menor idea de la fecha en que sucedió.













Personalemente creo que me siento cada vez más a gusto mezclando los jueves en el Marra.
El rollo es absolutamente menos comercial que en viernes o sábado. Por ejemplo, no tengo por que poner música tropical. No tengo nada en contra de ese estilo musical, al contrario. Pero de momento no me siento en mood de estar programando cumbias y salsas en mi repertorio. Bastantante hago ya con hacerlo en las bodas y los XV años.

He tratado de actualizarme un poco en el rollo ecléctrico, pero sin dejar a un lado ls clásicos de la música bailable del Disco, High Energy, Dance, Techno, etc.

Pues le seguiremos dando a los juevebes de tangas y ekectro. A ver hacia dónde nos lleva este barco.

lunes, 23 de noviembre de 2009

¿Living en la Azotea? No, la fiesta de Estebancito

Momiza


La fiesta se llevó al cabo en la azotea de un edificio de departamentos de 5 pisos en la colonia... ¿Anáhuac? Por la esquina que domina Marina Nacional y Cuitláhuac. En el depa de Estebancito.
Se supone que yo pasaba a casa del Totopo a las 9 pm después de un bautizo a media tarde donde me había tocado chambear.
Pero jamás me imaginé que los padrinos del "bautizado" se iban a poner pedos y que iban a pedir CUATRO horas extras.
Y lo peor de todo es que pedían las rolas repetidas, cantaban y bailaban como dementes. Durante las 5 horas del servicio de DJ ni me pelaron. Pero nomás llegó la hora de irme y fue cuando se les antojó bailar y se acordaron de que había DJ. Y bueno, como tienen todo el varo del mundo para pagar...

Terminé saliendo del bautizo en Santa Fé a las ONCE de la noche. Así es la vida de un Disc Jockey. Pos ya que.




Al final de cuentas tuve que alcanzarlos ya en la fiesta. La calle del edificio era silenciosa y a pesar de que había 5 pisos de por medio, no se cómo diablos en una de las esquinas de esa calle se hacía un eco medio chistoso, por lo que el volumen de la música se intensificaba y se escuchaba bastante fuerte. Como si "La Changa" hubiera cerrado la calle para armar "la tocada" del barrio.


Quiero pero no puedo. Así que, me quedo en el "intento" de ser...





El D.J. era como que amateur y estoy casi seguro de que no le cobró al "anfitrión". A pesar de ello, eran tantas mi ganas de echar desmadre que prácticamente me valió madres que el "DJ" solo hiciera "cortones" y hasta "caballazos".

Se trataba de echar desmadre, bailar, y divertirse. Pero bueno, la madriza de 10 horas que me había echado esa tarde empezó a hacer estragos, y a las 3 AM partí plaza junto con Juantasma y su novio.

Una fiesta aceptable, no la mejor, solo un augurio de que nos esperan mejores.