Google+ Followers

domingo, 31 de mayo de 2009

Mi esencia: Absolutamente Disco


Si alguien tiene o ha tenido la curiosida de conocerme, de saber quién es en realidad Demian Bulsara, he aquí la más fehaciente imágen de mi personalidad al 100 %.

Yo podré ser muchas cosas buenas o malas pero primero y antes que nada, soy puro, total y absoluto Disco...

Diario Marrakech: Viernes 29 de Mayo de 2009


Después del desmadre de la "Influencia", nuestro antro vuelve a agarrar sabor y su estilo inconfundible. Como me da mucha envidia no poder estar los juevebes, este viernes me aventuré un poco por terrenos que no fácilmente me aviento de manera cotidiana.



La música tropical ya es un clásico del lugar pero ahora aderecé un poco de retro (Mambo) y prendidez (Merengue). Ésta vez le bajamos un poco al kitsch y combinamos muy bien el rollo electro bailable con rock no muy común.


La barra de la carne fresca, lista para echarse el taco de ojo. Un clásico más del "Marra".

Ay Víctor, para la otra verás que ahora seré yo el que te falte al respeto....


Lo que más me prende del Marra es la gente. Gente que busca algo más. Que no se conforma con lo que comúnmente le ofrecen el resto de los lugares en la Ciudad de México. Espero que esto sea un detonador para que abran lugares similares en esta Ciudad.


¿Así o más obvias? ¡Así! ¿no? Por que más ya sería una grosería mayúscula.



Por esto me gusta, todavía más, Radiohead...




La Banda Marra. Como diría el difuntito Juan Pablo: Siempre Fieles.

Un viernes más en el Marra. Un poco lluvioso por la tarde.
De hecho cuando llegué el antro lucía semi desierto, pero como siempre, la banda Marra se empezó a hacer presente nomás al consolidarse la noche.

Así son los viernes kitsch de Marrakech Salón.

Adiós Discos


En el último número de Rolling Stone México (Ahora ya es una publicación difunta), aparece publicado un correo electrónico de alguien que tiene 18 años en referencia a la nostalgia por la desaparición de los disco (ya sea en vinil y/o compactos).

Cuando se habla de los discos, se toca mucho la parte nostálgica y romántica que acompañaba a los discos: que si el booklet, que el sentir la propiedad de ediciones especiales, que si el sonido de los Acetatos.

Sin embargo, desde mi punto de vista, no se toca el punto medular del caso: Los precios de los discos y las disqueras.

Muy pocas veces el artista se ha visto beneficiado por las ventas de sus propios discos (los artistas ganan varo mas bien por sus conciertos y presentaciones), así que quienes se benefician directamente con el exorbitante precio de los discos son, obviamente, las disqueras.

Para una persona promedio en México con un chorro de necesidades primarias como el comer, vestir, etc, resulta prohibitivo hacerse de un disco compacto original con un costo de, digamos, doscientos pesos. Por supuesto que le sale mucho mas redituable para su frágil economía hacerse de un disco pirata de diez pesos en el comercio informal.

¿En qué consiste esa enorme diferencia entre diez pesos de un disco pirata y doscientos pesos de uno original? ¡Estamos hablando de un precio 20 veces más caro!

Las disqueras se defienden diciendo que la diferencia son impuestos, derechos, publicidad, gastos, etc. Pero nadie habla de la plusvalía y de los jugosos contratos con los artistas que la mayoría de las veces dejan a éstos últimos en la calle y sin ser dueños de su propia música.

Los dueños de las disqueras (como buenos capitalistas), son voraces y avariciosos; por eso tantos grupos prefieren ahora forman disqueras independientes y que comercializan su propia música. Y si no que le pregunten a Tom York. El disco “In Rainbows” de Radiohead es el principio del fin de las disqueras gracias a dios.

A partir de ello, espero que cada vez más artistas y artistas comercialicen su propia música, obtengan ganancias sí, pero que no sean tan manchados como las disqueras que oprimen por una parte al artista, y después se la dejan caer al melómano con precios de discos estratosféricos.

Señores, la diferencia de precio entre un disco original y uno pirata es esa pinche infame tajada que se llevan los dueños de las disqueras aprovechándose de artistas y melómanos.

No estoy tan en contra de la piratería como lo estoy de la explotación, la globalización, y los monopolios. En este país donde 20 familias lo controlan todo y tenemos a segundo wey más rico del mundo, nos debería de dar vergyuenza que 50 millones de personas vivan con lo mínimo para sobrevivir día con día y que de acuerdo al PNUD, en desarrollo humano nuestro país se encuentre un peldaño debajo de Cuba.

El capitalismo caníbal también vive en las disqueras y la música. Así que la desaparición de los discos tiene una razón de darse y un background, es decir la colita que les pueden pisar a las disqueras. No chillen weyes, aguántense.

Adiós discos: Los voy a extrañar un buen.. Disqueras: Chinguen a su madre.

miércoles, 27 de mayo de 2009

El Gran Chaparral Nocturno

El GPS me marcaba que estaba enmedio de la nada. Al norte de la Ciudad sí, pero ¡no marcaba nada! Lo más cercano según esa madrola era "Tecama".
Que interesante artilugio resultó ser el Black Berry. Mientras lidiaba con el tráfico de la Avenida Central, escuchaba el podcast de Polo Polo y me enteraba vía Twitter que el programa especial de Rock 101 podría ser consultado vía Pod Cast, a partir del 4 de Junio. ¡Yeah!



Ojo de Agua es un pueblito chido. Ya he estado ahí varias veces por mi trabajo. Un par de sendas fiestas de gente de varo del lugar. La verdad es que Ojo de Agua no se ve que sea un sitio marginal. Como que sí se ve el "varo". aunque me comentaba Emmanuel que mucha gente usa las casonas del lugar como Casa de Campo o de descanso. Es un lugar urbano. Chico y Tranquilo.


La Casa de la mamá de Emmanuel es chica pero acogedora. Al final de Ojo de Agua. La Farmacia Vianey.
El camino obscuro hacia quien sabe que Pueblo "Tonanitla" o un pedo así.
La desviación hacia la última calle del pueblo.
El camino de terracería sin pizca de luz.
Las mazorcas.
Las casas a lo lejos con algo de luz.
De repente nada. Ahí mismo.
Yo con una playerita del CCH Azcapo pero sin frío.
El Heno gigantesco, igualitito que en película de John Wayne.
Un tubote negro como de desagüe.
Que tal. Quién diría...


Emmanuel es a toda madre. No pesa más de 60 kg.
¡Pero claro que le voy a comprar a su mamá las mancuernillas que me ofreció! Están chidas.
No lo sé, pero en el fondo, algo me dice que lo volvería a hacer...


Pista: Chéquense el post acerca del Centro Histórico.

Detrás de un "Banquete" o Fiesta Social



Esto es todo lo que hay detrás (y adelante) en la organización de un banquete, ya sea de boda, graduación o XV años. ¡Ay que bonitas fiestas!




Las bebidas, los baristas, el chef, los meseros, el DJ, el grupo versátil, la madrina de ramo, etc.
Todo debe organizarse de manera armoniosa para que salga un evento chingón.






La cocktelería, el menú de "niño", la comida para el personal de cocina, el chupe, los limones, la cristalería, la loza, el pastel, los arreglos florales, el pan, el entremés, etc.
























Los globos, el brincolín, los regalos, el inflable, las tornamesas, los bafles, el vocalista del grupo, el payaso para los chamacos, el micrófono, las palabras del papá. ¿A poco creían que todo era muy sencillo?












La coreografía, el vestido de la novia, la liga, el ramo, los recuerdos, los arreglos del centro de mesa, la mantelería, las sillas, los cubiertos, el lava-loza, los mozos, ¡ufff!







La pantalla gigante, las luces robóticas, la música electrónica, las canciones choteadas del grupo, las corbatas, el maquillaje, el maestro de vals, los videos, la sembalanza de la niña o del noviazgo.








Así se arman los eventos sociales de caché y señoras copuetudas. he he he he.