Google+ Followers

lunes, 4 de febrero de 2013

Madonna en México 2012


Madonna.

La reina del pop.

Su tercera visita a México.





Jamás había estado convencido de verla en concierto. De hecho cuando vino con su "Girlie Show", hasta como que me cagaba la madre.

Madonna. Creo que la primer rola que escuché de ella fue "Everybody". Aunque me parece que la rola que más me gusta de aquella época es "Borderline".

Madonna. La cantante que me cagaba en los 90's debido a su álbum "Erotica". Que por cierto lo sigo alucinando.

Madonna. La intérprete visionaria que se redimió conmigo con su "Confessions on a Dance Floor".

Madonna. La intérprete que baila ya muy chistoso y con unos pocos de "trabajos" y que además hace play back. Aunque sigue llenado estadios.

Madonna. La mujer visionaria e inteligente que ha logrado hacer un emporio de su carrera.











El sabroso "material" en el concierto de la Diva.












Madonna inició su carrera en la década de los 80's después de haberle hecho coros al señor Patrick Hernández en su clásico tema (Y One Hit Wonder), "Born to be Alive".   Sus primeros dos álbumes me impactaron y su single "Into the Groove" me pareció sublime.

Luego se casa con Sean Penn y como que le baja a sus desmadres con sus siguientes álbumes de esa década. Como que le dió un giro a su estilo.




El álbum "Bedtime Stories" me hizo voltear a ver su carrera una vez más y como que me volvió a agradar un poco. Pero en definitiva, fue con su álbum "Confessions on a Dance Floor" con el que me hizo retomar mi carácter de fan de la Diva. Aunque luego, sus últimas dos producciones me hayan cagado los huevos. "American Life", otra basca.











En fin, una carrera llena de claroscuros que hicieron que me haya negado a asistir a sus dos anteriores conciertos que dio en el Foro Sol.  Y no fue si no hasta 2012 que de verdad sentí la inquietud de presenciar su actuación en vivo.
Un hecho que me motivó a regresar a las presentaciones en vivo de ciertos grupos y/o solistas, fue la muerte de Michael Jackson: Un ícono de la música contemporánea.  Jamás lo ví en vio. Y eso que se presentó en el Estadio Azteca como en 5 fechas.  ¡TONTO!

Al menos me queda el consuelo de que ya he visto en vivo a The Cure, Donna Summer, The Rolling Stones, Guns N' Roses, Van Halen, Lady Gaga, Pulp, Pixies, New Order, Café Tacuba, Madness, Rita Guerrero con Santa Sabina, Jane's Adiction, Caifanes, Front 242, Radiohead, Kraftwerk, Pet Shop Boys, Jamiroquai, Sylvester, Pearl Jam, Jessica Williams, INXS (Con el difunto Michael Hutchense como vocalista), y un interesante etcétera.
























En realidad el concierto se presentaba poco interesante. Después de haber hecho una gira con su mediocre álbum "Hard Candy", ahora le tocaba el turno a su MDNA. Álbum que sin ser malo, tampoco augura ser de sus mejores trabajos.   Creo que los mejores momentos de la señora ya terminaron. Pero eso no le quita su status de ícono musical.







Y efectivamente. No decepcionó. Una larga espera después de varios meses de haber comprado mi boleto para este concierto.  La sección Platino no decepcionó: Cómoda, amigable, buenos chupes, no aglomeraciones, cero empujones.

EL Warm Up de Paul Oakenfold entre azul y buenas noches. Nada malo pero nada bueno si no todo lo contrario. Muy gris diría yo. Me recordó mucho a Fat Boy Slim cerrando el Vive Latino 2012.
















Y fue así como inició la presentación de la Diva. Sin mucho preámbulo, sin mucha espera. Una campana y un recipiente de incienso que se movía al compás de la misma fueron el preludio para empezar el concierto.
"Girl Gonne Wild" de su "MDNA" fue la rola que marcó el inicio de la presentación de Madonna en el Foro Sol de la Ciudad de México.

Y claro que su concierto fue marcado por los éxitos de tres décadas de Madonna.
La señora hace play back, eso es indiscutible.
La señora ya no baila como antes, eso también fue muy evidente. En una de las coreografías donde se sienta y tiene que pasar las piernas estiradas en forma de círculo, Madonna las encogió inexorablemente, para poder alcanzar la rola y la coreografía que impecablemente interpretaban su cuadro de bailarines.

Sin embargo eso puede pasarse por alto cuando la intérprete ha cubierto tres décadas de éxito y de haber marcado el pop para siempre.

Me sorprendió interpretando "Open Your Heart" y también "Papa Don't Preach". Pero bueno, es que la Diva tiene mucho de donde escoger para llenar sus presentaciones. Y esta no fue la excepción.

















En fin. Creo que fue un concierto sin nada que desperdiciar.
Un concierto memorable.  No se por que tengo la idea que éste va a ser la última gira que emprenda Madonna en toda su carrera. El tiempo es quien tiene la última palabra.

De momento yo puedo jactarme ya de haberla visto en vivo en un memorable concierto en el Foro Sol de la Ciudad de México...






No hay comentarios:

Publicar un comentario