Google+ Followers

miércoles, 20 de julio de 2011

Las Tardeadas de Guarachas y Cumbias Rasposas





Y bueno, como siempre, mi profesión de Disc Jockey, me ha llevado por derroteros que difícilmente me hubiese imaginado. Aunque, pensándolo bien, ya había yo tocado en alguna ocasión en la distinguidísima colonia de San Miguel Chalma, junto al Reclusorio Norte de la Ciudad de México. Por aquellos tiempos, me aventé una larga temporada en conocido Salón de Fiestas de aquella zona, donde anduve animando Bodas, XV años, salidas de primaria, graduaciones, divorcios, etc.

Sin embargo como haya sido, se trataba de fiestas donde había ceremonia del vals o verbena para la víbora de la mar de los novios, cena, etc. Se trataba de celebraciones de la típica familia mexicana nomás que en región menos 4.









Pero esta ocasión fue diferente. Mediante un "familiar" me vine enterando de este lugar localizado al norte de la Ciudad de México, que más bien es como un restaurante o lonchería. De hecho se trata de una "Pozolería".
Este antrito se localiza en medio de mil fábricas y es frecuentado, al medio día por oficinistas y obreros para comer, pero la tarde de lo viernes a partir de las 5 PM, se transforma en una catedral de guarachas, cumbias de las más rasposas, y salsitas de esas alternativas. Claro, todo esto aderezado con un poco de "rock de cerro", de ese elaborado por personalidades como El Haragán, La Banda Bostik, y/o Liran'rol. Que tal ¿eh?









Asimismo se programa un poco de Banda Sinaolense, Duranguense, música norteña, Reggeaton (no faltaba más), y hasta un set de merengue desde el más clásico hasta lo más actual de ese género.
Y quien más para hacer este trabajo sucio si no Disco-Nako D.J.
Así que, ya saben, este y todos los vierne me pueden encontrar mezclando las cumbias mas rasposonas en este antrito de la delegación Azcapotzalco y con un horario de 4 PM hasta las 10 PM.
Lo pero de todo esto es que varias guarachitas y salsitas ya me andan como que gustando y se están convirtiendo invariablemente en otro Placer Culpable. Pos ya qué...











No hay comentarios:

Publicar un comentario