Google+ Followers

lunes, 7 de mayo de 2012

"No se metan con Dios"


Pues nada, que me atreví a criticar a los beatles y a sir Paul McCartney en una nota de El Universal que hablaba de la presentación de éste último en el Estadio "Omnilife" de Guadalajara Jalisco.

Y es que no mamen, nadamás es hablar de Los Beatles en su conjunto o de alguno de sus miembros y casi casi es hablar de la vírgen María, de la Santísima (y absurda) Trinidad o de a tiro de la segunda venida del Mesías.

¡Que no mamen!  Puedo aceptar que les guste a mucha gente, pero de eso a decir que son omnipresentes, omnipotentes y Perfectos... O sea.

¡Y no se les puede criticar! Su vida y obra es perfecta y revolucionaron la música pop... ¿Revolucionaron qué?  O sea de dónde o cómo.

O sea, yo podría aceptar que a la gente les guste, que son buenos músicos (como muchos miles otros), etc. Pero de ahí a aceptar que revolucionaron la música, ¡Por favor!

En alguna ocasión veía por la tele a Jaime Almeida y comentaba acerca de los beatles, su trascendencia y legado. En ese sentido creo estar de acuerdo con Almeida cuando afirmó que lo que en su momento, diferenció a los beatles sobre otros grupos de su época, es que fueron el primer grupo pop que componía las rolas que cantaba. Cuando en ese entonces se estilaba que había compositores de rolas y otroes eran los "intérpretes" de las mismas, los que daban la cara.

En este sentido creo que todo tiene lógica. En la época de los Beatles, los cantantes tenían que amoldarse o adecuarse a el sentimiento del autor de la composición, a veces, les qeudaba bien, otras veces no.  Creo que fue por esta razón que los Beatles despegaron tanto, por que eran buenos compositores (Mis respetos para Lennon). Y en ese sentido el interpretar sus propias rolas les otorgaba un toque mucho más personal y honesto.

Y claro, el público se percató de esto y lo demás es historia.

Todo esto suena lógico y claro. Creo que se les debe aceptar ese hecho. Pero de eso a chutarte toada la alegoría de los fans empedernidos que los endiosan y los santifican. ¡QUE NO MAMEN!

Personalmente la música de los Beatles me empalaga y me atosiga. No soporto escucharlos más de 5 minutos. Como que me ponen de malas. Sorry.

Se debería aceptar que son un buen grupo como miles y que hay gente a la que nos caga. Y en lo posible evitar clavarse en exageraciones absurdas. ¿Cuándo va a dejar de exiostir el programa de los Beatles en Radio Universal? Recuerdo que ahí hablaban hasta cuando George Harrison iba a cagar y pendejaditas similares. ¡Por Dios!

Afortunadamente existe Internet y ahora cada quien escucha lo que quiere.

Señores beatlemanicaos: Ya dejen de mamar la corneta y no sean tan clavados. Simplemente: EVOLUCIONEN.

No hay comentarios:

Publicar un comentario