Google+ Followers

domingo, 14 de noviembre de 2010

Los Junkies


La primera vez que vi Trainspotting (y fuera del Soundtrack), me quedé pasmado. ¿De verdad es posible que haya gente que viva de esa forma? Afortunadamente, la trama de la película se desarrollaba en las lejanas tierras de Escocia (Edimburgo), aunque la película finalizó en Londres. Al final de cuentas es lo mismo, el Reino Unido de la Gran Bretaña es un amasijo de ciudades y pueblos que se caracterizan por lo aburrido de sus vidas. Aunque con escenas chuscas y divertidas, el filme me impactó por la manera en que fue tratado el asunto de la drogadicción. Por vez primera escuché el término "junkie".

Posteriormente, esta película se quedó pendeja cuando vi "Réquiem por un Sueño". Este otro filme resultó mucho más crudo que Trainspotting y, sobre todo, sin un final feliz. Un rollo bastante desolador. Al menos en la película de Danny Boyle, Renton y Spud reciben una "recompensa" que de alguna manera los hará felices al menos por algún tiempo (se quedan con el varo del botín). En cambio en "Réquiem", le cortan el brazo al protagonista, y la chica termina de puta ensartada en un dildo de "dos cabezas", el dragón que le llaman.





Independientemente de todo ello, pues no se trataba más que de filmes. Jamás, ni en mis peores pesadillas, me imaginé que una escena de estas películas pudiera hacerse realidad. Y mucho menos en México.

Jamás he llevado una vida ejemplar ni mucho menos. Pero pues, nunca me interesó fumar y la realidad es que el alcohol tampoco ha sido problema para mí (creo). Desde que me gustaba el High Energy, lo que me gustaba era bailar, luego con el rock pues me latía rockear en los antros y conocer más y mejores exponentes del género. Las drogas jamás fueron de mi agrado ni me inquietó el usarlas o siquiera probarlas. Es por ello de la sorpresa inicial que me causó ver estos filmes.

Sin embargo, de alguna u otra manera he conocido gente que usa drogas o tiene algo que ver con ellas. No se que es lo que ha estado sucediendo en este país pero el uso común de las drogas se ha convertido en algo cotidiano ¿Por qué? Muy buena pregunta.

Ha habido diversos episodios que han tenido que ver con drogas a lo largo de mi vida, pero particularmente recuerdo que hace relativamente muy poco tiempo, me invitaron al cumpleaños de "alguien" por el poniente de la ciudad: Tacubaya, Av. Revolución y anexas.

Para mí no se trataba mas que de una fiesta más, como a las que me invitan de manera constante. En aquella ocasión me acompañaba Jay. La fiesta se desarrollaba en una especie de "vecindad" nice, o un conjunto de departamentos "horizontales" .

Llegando nos recibió el inconfundible sonido del "Trance". Francamente, este subgénero de música electrónica nunca ha sido santo de mi devoción pero la situación tampoco estaba como para que me pusiera mis moños, así que si mas ni mas entramos y me dispuse a pasarla chido.




Cual sería mi sorpresa al descubrir las mesas de las botanas. En una de ellas, colocaron los necesarios cheetos, papitas, chicharrones y cacahuates para botanear como en cualquier otra fiesta. Pero en la otra, la "botana" consistía en mota, coca, piedra, y demás linduras para viajar a guuusto.

Y a pesar de mi experiencia dentro del mito nocturno de la Ciudad de México, si quedé impresionado al observar, cómo los invitados, tomaban bien quitados de la pena, una línea de coca, o bien se elaboraban un churro enfrente de todos y sin el menor empacho. Creo que aún estoy chavo. No creo poder acostumbrarme a una escena como esta. Pero al fin y al cabo, formas de pensar y actuar ha y muchas. Tantas como los habitantes que pululan por el planeta tierra.

Consideré este episodio como un hecho aislado. Cual sería mi sorpresa al descubrir que el uso de drogas duras en la ciudad, no ha hecho más que acentuarse y tomarse de la manera más "natural".

Tiempo después, y gracias a mi red social favorita de Internet, Twitter, tuve la oportunidad de conocer a un grupo de personas que viven en una casa de alquiler, prácticamente en el centro de la Ciudad. Aunque un poco cargado al sur. (Omitiré detalles para no herir susceptibilidades).




Estos fulanitos parecían en primer término comunes y corrientes, un grupo de amigos (Creo que tres), que vienen de provincia (al menos uno de ellos), a vivir al DF y que optan por vivir juntos compartiendo gastos ( y juergas) para pasarla más a gusto. Los tres puititos y promiscuos. Hasta aquí todo muy como si nada. De hecho ellos como que tratan de dar una imagen coloquial, los 3 trabajan en empleos "estables" y aparentemente son chicos sanos que acuden regularmente al gimnasio (Sí ajá).

Total que en la cúspide de la amistad y el "buenondismo" terminé siendo invitado por un tercero, a una de sus tantas "reuniones sociales" en la casa de estos sujetos (la casa de los placeres y las adicciones).

No sé pór qué diablos, y desde un principio me vino un flash back así cabrón, una especie de Deja-Vu de la fiesta de Tacubaya relatada anteriormente. Y peor aú, dentro de la aparente "normalidad", la "casa" de estos muchachones me recordó cabronamente la casa donde "Renton" y compañía hicieron de las suyas en Trainspotting.

Desconozco que tiene que ver la actual música con las drogas, pero el hecho de que la selección musical se cargara hacia esa parte, me hizo caer en la segunda sospecha de que "algo" no era como pretendía que fuera. Sobre todo por que empezamos escuchando house y de repente el soundtrack cambió hacia un "trance" de verdad ya pesadón.

Luego ya en la plática uno de ellos recriminaba a otro que por qué no compartía la "tacha" ya que él le había convidado de su "coca". ¡ops! ¿Pos que nos pasa? No me espanto de las drogas pero no sé por qué diablos empecé a incomodarme.

Y lo peor de todo es que eso de la tacha sí era en serio. Un bato de esos sacó una pastillita , se la trag{o con un sorbo de chela, y en un rato su rostro cambió drásticamente as{i como perdido por una de las lunas de Saturno. Y el colmo fue que uno de los anfitriones me invitó a tener sexo con el "tacho" (textual).



Creo que mi vida no ha caído a un precipicio de esas magnitudes. Mi desmadrito no ha pasado de terminar bien pedo y dormidito. Procuro ser mala copa y si ya me siento incróspido, prefiero retirarme a alguna camita o sofá a los brazos de Morfeo.

Ya para retirarme de "la casa del vivio y la perdición", me percaté de algo que tampoco me parece muy común: En el pasillo que daba hacia la puerta yacían como unos yacían unos 12 o 13 cartones de chelas de conocida marca; obviamente todos los envases ya estaban vacíos, producto de sendas "reuniones" que regularmente se efectúan ahí. Eso me incomodó aún más. Afortunadamente ya iba de salida. La verdad es que los anfitriones fueron buenas personas. Pero definitivamente sus desmadritos ya son de Ligas Mayores. Yo safo.

Posteriormente, y por otro Twittero ya me enteré de las dimensiones de los desmadritos que se suelen efectuar en "la mansión del vicio y la perdición". Desmadres de verdad complicados y pesados. Y curiosamente solo tratando mucho a estos sujetos, e introduciéndose en su vida es como te percatas de la dimensión de sus diversiones. Ni pedo, solo un ejemplo más de como trainspotting y réquiem por un sueño se han materializado en Mexicalpan de las tunas pero con un tono poquito más pesado, kitsch y claro, región 4.

Me animé a escribir este post, por que a pesar de que he tenido la oportunidad de ser testigo de este tipo de situaciones, me siguen impresionando y, por qué no decirlo, incomodando. Como que yo no soy de ahí.

Por eso siempre lo he afirmado: Las drogas me respetan por que, ni ellas se meten conmigo, y cuando he tenido la oportunidad de probarlas, no siento nada con ellas.

Afortunadamente.

¡Hasta la próxima!

5 comentarios:

  1. holaa que tal?! no es por nada, pero México, en el exterior, es visto desde hace mucho tiempo como un lugar donde se maneja mucha droga.. o por lo menos yo (que vivo en Venezuela) siempre he entendido eso!

    ResponderEliminar
  2. si vivieras en el tercer mundo ...

    ResponderEliminar
  3. Amigo yo no C donde le paso todo esto pero pss amar es compartir deperdida el diler no?!!!

    En fin amigo despierte somos el filtro mas transitado del mundo en cuestion de drogas y gente, falta leer el periodico o tele o internet ya de chafa, aqui en Sonora!!! que jamas se va a comparar con mexico se ven a menudo estas fiestas usted dira!!! tenga un buen dia y si vuelve ir de Fiesta pss invite no :)

    ResponderEliminar
  4. VIVAN LAS DROGAS PARA SOPORTAR ESTE MUNDOOOOO!!!!

    Atentamentente: Belén

    ResponderEliminar
  5. dale, tenes hambre?
    - necesitas mas drogas?
    -queres ver la tele?
    -yo siempre estoy aqui, no te preocupes
    y darles amor

    la vieja de arriba sabe belen!

    ResponderEliminar