Google+ Followers

jueves, 12 de marzo de 2009

¿No que no?



¿Por qué hay tanto aferrado diciendo que el Ska no tiene nada que ver con el Rock?
Al final de cuentas y para que nadie me cuente, terminé bajando un “Greatest Hits” de los tan llevados y traídos “Skatalites”, el nombre para empezar suena chistoso, mezclando las palabras “satélites” con “ska”, por supuesto.
Es bien chistosa su historia empezando por que a pesar de que se formaron en 1964, los integrantes ya habían estado grabando anteriormente para un sello jamaicano denominado “Studio One”. Y lo mejor de de lo mejor es que su líder original, don Don Drummond, mató a su esposa al año siguiente de haberse formado la banda, por lo que fue recluído en un manicomio de por allá y murió dos años después. Por lo que la banda original solo duró poco más de un año en activo como tal (Una existencia efímera y Tarantinesca). Después volvieron a reunirse e incluso fueron acreedores a dos grammies (como si la academia norteamericana que otorga estos premios tuviera tan buena reputación), pero definitivamente segundas partes nunca fueron buenas.
Los Skatalites como tal, los buenos, fueron los sesenteros.
Y ya escuchando sus grabaciones originales, me vengo percatando que definitivamente tienen una gran influencia de la música popular norteamericana de los años 60’s. Suenan un poco a la música de Elvis, Buddy Holly, e incluso me sonó un poco a lo que hacía por aquellas épocas don Ray Charles.
Las rola suenen a un Ska que inicia, que se forma, por algo los llaman los fundadores o creadores de ese ritmo. Claro que la cadencia de sus rolas suenan a los artistas que ya mencioné pero con una mezcla de jazz y ritmos afrocaribeños, lo que al final del día vendría a resultar en el consabido Ska.
Me gustan los Skatalites, probablemente agregue algo de ello a los sets de música que actualmente programo en el Marra o en cualesquier otra fiesta que se preste a escuchar propuestas un tanto cuanto diferentes, o cuya audiencia este interesada en ritmos no tan conocidos o no tan populares. Al final del día grupos como Madness en incluso los Pantón Rococó o los Sekta Core, traen su influencia directa.
Y como todo buen género el Ska también proviene de una fusión de ritmos. Por lo que no se por qué diablos haya tanto “purista” del rock (“nenas poser” diría un compa) que se espanta y se molesta cuando los grupos de ska empiezan a combinar el sak con ritmos tropicales como la cumbia, la salsa el son e incluso el Reggaeton.
Ritmo éste último que vine a corroborar que si es el hermano bastardo del Reggae. En la fiesta de Odet, ella me pasó unas rolas de Reggae, y a pesar de que muchas tenían el clásico sonido tipo Waillers, hubo un par de rolas por lo menos que sí me sonaron reggaetoneras, tan así, que pude mezclárlas fácilmente con “Don Omar” y madrolas así.
En fin, no cabe duda que Jamaica ha sido cuna de buena música, no obstante que posteriormente ésta se empiece a mezclar con otros géneros, eso podría ser una evolución natural de la música, nos guste o no.
¿Pos que no el Rock nació a partir de una fusión entre el blues “sureño” y el country western norteamericano?

No hay comentarios:

Publicar un comentario