Google+ Followers

miércoles, 17 de marzo de 2010

Catársis


Originalmente, este iba a ser un post de tristeza y desesperanza, pero después del acertado envío de un mensaje de texto por celular y su pronta y explícita respuesta, pasó a ser un post de auto confianza y desenfado.

Afortunadamente, y pese a “X” número de posibles inconvenientes, he tenido la suerte de ligar con relativa facilidad y de igual manera, fornicar cuando regularmente me lo propongo. Sin embargo, y como diría Arjona, las situaciones fáciles no me provocan gran expectativa. Las disfruto claro, pero al final de cuentas no me parecen tan trascendentes.

¿Pero que tal lo difícil! En ese tipo de situaciones me aplico y hasta me parecen retos interesantes por alcanzar.

Evitaré los nombres reales para no herir susceptibilidades pero hace un rato que conocí a través de la bendita red a un “George Michael” (GM), 25 años y aparentaba estar potable. Por diversas circunstancias no había sido posible encontrarnos. Como que de ambas partes no se había generado el suficiente interés. O él o yo no teníamos tiempo o no coincidíamos.

En alguna ocasión tuve una comida de trabajo en PWC y al finalizar esta, mi jefe nos invitó a chupar al bar del Hotel Camino Real, ¡Tres! Botellas de vino tinto (éramos 3 cabrones). Esta situación me puso horny por lo que empecé a llamar a posibles víctimas que me bajasen la calentura. Entre ellos estuvo el mentado GM quien me dijo que andaba ocupado y que mejor para otra ocasión. Terminé revolcándome con “X” allá por la colonia Pensil, muy cerca del “Jose Cuervo Salon”.

Al otro día, y después de haber hecho plan con otro wey quien además es DJ y me pasaría música, GM me marcó al celular para vernos y fornicar.

Genial. Esa situación (el fornicio previo con GM), hizo que me olvidara de la supuesta importancia de mi ligue DJ y que incluso ni lo pelara para un probable faje (mínimo). De poco me valió. GM seguiría esquivándome los susecuentes días tanto por Cel como por msn, de hecho hasta me dijo que no lo presionase, por lo que lo deje de llamar y solo chateábamos por msn. Esa dificultad para acercarme a él no hizo si no acrecentar mi interés por GM.

Así pasó más de un mes hasta el sábado pasado que me dijo que acudiría al Espargatus y le pedí que me llevara. No sé si error o no, pero fuimos y eso bastó para darme cuenta que, o no quería mocharse otra vez conmigo, o de a tiro el niño es demasiado caprichoso y complicado.

Pinche desvelada hasta el domingo a las 7 AM nomás pa’que al final ni se mochara ni nada. Chale. Lástima, al niño le gustaba la música, me sorprendió con algunos datos acerca de rolas y grupos, y se veía que como quería seguir aprendiendo, pero ni hablar.

Me quedé perplejo, y molesto, pero muy pensativo y sacado de onda. Total, el chavo se estaba poniendo difícil y eso me excitaba aún más. En un principio supuse que él me buscaría por msn, pero de repente el martes mis ansias me vencieron y decidí mandarle un mensaje de texto por el cel.

Aunque pudo haber sido un error, a mi me sirvió mucho, por que su respuesta indiferente e incluso grosera me hizo caer al instante que al niño, yo no le interesaba más. Yo puedo ser paciente y tenaz, pero cuando las señales son claras como en este caso, lo mejor es mandar todo a la chingada pero a la voz de ya.

Creo que fue lo mejor por que pasé a un estado de tristeza y melancolía entre domingo y martes, a mi clásico estado de autosuficiencia que me caracteriza. Donde ningún pinche pendejo vale la pena para que yo siquiera esboce un gesto de nostalgia.

Así que, seguimos en la lista de “Available”. Hasta nuevo aviso.

He he he he he he he he

No hay comentarios:

Publicar un comentario