Google+ Followers

lunes, 27 de abril de 2009

El Cumple de Islandia. Claro, en el Marra.


Si no fuera tan putis...


La estrella de la noche... Miss Islandia.



Después de miles de años de andar desaparecido, regresó Hertz...


El modelito de la noche.


Y el chow corrió a cargo de... ¿¿??


El desmadre y los cuates.


Y con ustedes una estrella más del firmamento Marrakech: ISLANDIA.







Jueves ambientoso en el Marra. Inusualmente lleno.


Tiburón a la vista. No cabe duda que Gabito es todo un artista.







Esa noche se respiraba obviedad. Y mucha.

It's raining, it's pouring...
Enough is enough! Is enough! Is enough! Is enough!




El taco de ojo también estuvo bueno.


¡Y el amor!! No podía faltar en tan memorable fecha.











Víctor, el cliente predilecto de la barra de los encuerados. he he he he
La mordida del pastel.

El buen Sergio Dosal.

Y la obviedad seguía reinando en el Marra esa noche.






¿Quién es más bonita?


Y de repente la obviedad ya era incontrolable. He aquí la prueba.



Lo único malo de todo esto, es que fue la última gran fiesta del Marra; mientras celebrábamos a Islandia, el Secretario de Salud daba la alarma sanitaria para la Ciudad de México.
Así que con esto de la "influencia", quien sabe, QUIEN SABE, cuando nos devuelvan nuestro antro.

3 comentarios:

  1. Saludos al Betas....que bomba se la pasan por alla.....oh my gosh

    ResponderEliminar
  2. Zas y más zas... cuantísima obviedad.

    :..entre mil cubrebocas:..Memois

    ResponderEliminar
  3. Maravillosa fiesta para la reina jotera, aquella rubísima macha que se besa con cuanta jotricia se le pare en frente.

    El show corrío a cargo de mi comadre Carlos Niquel Ugarte y no me dejarán mentir aquellos que lo vieron, fue cabaret puro o puro cabaret.

    La obviedad estaba incontenible esa noche y como no, si estaba La Inmoral (la mujer que no ama dos veces) acompañada de Imperia (mejor conocida como la Tia Güera) haciendo de las suyas.

    Esa noche fue de festejo como siempre y como nunca...y tu desapareciste sin decir adios aaash!

    ResponderEliminar