Google+ Followers

martes, 28 de abril de 2009

La música "de onda"



A finales del año pasado, cuando a Boris aún no lo corrían de su chamba, entonces me presumía de su asistencia al Motorockr Fest en el Foro Sol, mientras yo me tenía que chutar las rolas de timbiriche trabajando en la boda de Marcela y Pablo, salió a colación un grupito que, de acuerdo a la apreciación de Boris es muy bueno: Los MGMT. Algo así como “los Management” provenientes de Brooklyn N.Y.
Los escuché en el “You Tube” y muy amablemente Boris me pasó algunos archivos mp3 de este grupo.
De hecho "Kids", la rolita que más les pegó, está chidita. Suenan interesantes, se escuchan bien, no son malos, pero, hasta ahí.
¿Qué pasa con la música en la actualidad?
Será que ya estoy demasiado ruco, pero la neta es que no me mueve casi nada de la música que se manufactura actualmente.
¿Cuál grupo es verdaderamente contestatario o netamente propositivo?
¿Qué grupo verdaderamente se faja los chones y le mete calambres al gobierno?
Es chistoso. Hace poco en un blog de un periódico nacional concluíamos que mejor Madonna adopta posiciones y acciones dignas que cualquier rockero que se precie de serlo.
Bueno, hasta mi sobrino de 17 años se la pasa escuchando (gracias a The Killers), las rolas de Joy Division, mismas que tienen ¡30 años! De haber sido creadas.
¿Pos que pasó?
Se supone que el rock es un género musical contestatario, que se arriesga a romper esquemas de acuerdo a una época y un contexto determinados y, obviamente, también es actitud. Pero no observo nada de eso en casi la totalidad de los grupos que actualmente movilizan el escenario del rock.
En una época donde el hecho de ir al Mix Up y comprar un Cd original ya suena un poco fuera de lugar, y donde los “downloads” a la Malagueña, ya sea de algún blog o de buscadores, es lo de hoy para hacerse de un buen repertorio musical, el rock como que me parece se encuentra un poco estancado.
Según yo, como que desde la explosión del Grunge encabezada por Kurt Cobain y su Nirvana, ningún grupo ha movido la escena musical así cabrón.
Más o menos como que Radiohead ha manifestado algún tipo de actitudes pero hasta ahí. Lo demás permanece desierto.
¿Dónde quedaron los días de Led Zeppelín construyendo los cimientos del Heavy Metal?, ¿De The Doors con Jim Morrison sacándose el pito a mitad de un concierto?, ¿De Rolling Stones fungiendo como antítesis de The Beatles?, ¿De los incendiarios Sex Pistols?, bueno hasta Three Souls in my Mind mentándole la madre al presidente en plena década represiva de los años 70’s.
El rock se ha vuelto complaciente y hasta acaramelado. Eso de los “emos” es un rollito más bien introspectivo e indiferente.Bueno hasta la música bailable no presenta más que “remakes” de lo ya probado.
No hay mayor arriesgue.¿Cuántas veces no he escuchado en una pieza de música bailable actual el secuenciador de “I Feel Love” de Donna Summer o el de “Living on Video” de Trans –X?

El mayor éxito del DJ israelí Offer Nissim es un remake de “Another Cha cha” de los Santa Esmeralda (París Francia, 1978).
Resulta complicado de verdad, y hasta un poquito decepcionante, pero pues así es esto.
En fin, como diría doña Olvido Gara: “Sin dudar, iré a buscar, quiero encontrar sí, UN GRUPO DE VERDAD”. Ja!

1 comentario:

  1. Que te puedo decir...todo se ha ido reciclando en un caleidoscopio de influencias musicales y visuales de 70 80 y 90´s lo que si te digo es que la industria musical esta sufriendo su peor crisis . asi que volvamos al under....Viva el under... la velvet undeground y la factory!

    ResponderEliminar