Google+ Followers

jueves, 30 de abril de 2009

El enemigo en casa: La Tele.

Para los que no tenemos tele de paga, creo que una de las mejores opciones de tele es precisamente apagarla. ¡Que pinche asco de programación de la tele abierta!

Televizca y Tv Azteca compiten por ganarse la mierda de oro de la programación.

Que espanto de programas. Nefastos.

Honrosa excepción merecen tanto Canal 11 del IPN como el Canal 22. Ambos con una programación bastante decente. Desafortunadamente no se muy bien como están los horarios de su programación, pero son bastante recomendables programas como “La Ruta del Sabor” y sobre todo “El Tímpano”, donde por cierto, el sábado pasado estuvieron como invitados Lyn Fanchtein y The Mars Volta.


Asimismo, el noticiero de Adriana Pérez Cañedo ha demostrado ser el menos peor de la tele mexicana. Probablemente de repente quizá le falte un poco de objetividad, pero es el menos parcial. Nada que ver con los bodrios de noticieros de las cadenas comerciales mencionadas. Y que conste que Canal Once no cuenta con los millonarios presupuestos que manejan esas dos televisoras.

Otra opción interesante son las series. Y no me refiero a las Telenovelas (asco). De hecho en México casi no se producen Teleseries. He escuchado comentarios de “El Pantera” y/o “Los Simuladores” (ésta última originaria de Argentina), pero la verdad es que no he tenido oportunidad de verlas. “El Pantera” ha sido objeto de críticas por su supuesto parecido con “The Punisher” ¿Será?

He tenido la oportunidad de seguir mediante “DVD’s” series como “Queer As Folk.”. (la gringa), una temporada de “24”, tres temporadas de “Lost”, “Rome”, “Six Feet Under”, y últimamente “Prision Break”.


Si bien “Six Feet” y “Prision Break” me han logrado atrapar, al final de cuentas son eso: Series, una especie de Telenovelas pero con actitud. “Rome” pareciera ser muy interesante pero su falta de rigor histórico me decepcionó. “Seix Feet” tocó temas poco usuales como la muerte y la diversidad sexual. “Queer As Folk” manejó el tema Gay así como el mundo feliz y hedonista, donde lo único importante es la fiesta y el fornicio y donde curiosamente todos son guapos y bellas (en una ciudad tan pequeña como ¡Pittsburgh!). Que tal…
En fin que todas estas series son como que cíclicas, donde cuando parece que todo se resuelve y la felicidad se asoma, sucede una situación a veces medio jalada de los pelos, y resulta que los protagonistas vuelven a encontrarse exactamente en las mismas circunstancias, con problemas diferentes o similares, que cuando iniciaba la serie. Yo creo que por eso “Rome” solo duró dos temporadas. Como la historia real es lineal, no podían meter en mayores embrollos al emperador Julio César que como los libros de historia se los pudo permitir. He he he he he he.
Pero por ejemplo “24” me laxó solo de ver la 1ª temporada. Jack Bauer casi salva la situación en la hora 12 (a la mitad de la temporada), y resulta que las personas en quienes confiaba la dan la espalda y eso vuelve a darle un giro de 180 grados a la trama. Que no mamen. Y así por el estilo. Más o menos así le pasa a Michael Scolfield en “Prision Break”, ya que está a punto de salir adelante con sus maquiavélicos planes, pasa algo que da al traste con su planteamiento original y tiene que volver a comenzar…
Independientemente de que deseen checar las programaciones de los canales mas decentes de la TV abierta mexicana (11 y 22), o bien comprar en Tepito los DVD’s piratas de alguna serie que te llame la atención, lo que sí me parece una grosería es chutarte la programación de Televizca y TV Azteca. APTAS PARA RETRASADOS MENTALES. Televisión de Región 4 para mentes con flojera de pensar y analizar.



Háganse un favor: Mejor apaguen la tele ¿no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario