Google+ Followers

jueves, 4 de junio de 2009

Alimentando mi Morbo Tarantiniano...


Desde hace algún tiempo (varios años ya), he volteado hacia la red y he dejado atrás vicios nefastos como ver la tele abierta mexicana.
La red, como parte del mundo globalizado e informatizado en el que vivimos, no ha hecho si no acortar distancias y tiempos entre las diversas partes del mundo.
Y todo ello ha hecho que traslademos parte de nuestra existencia al mundo virtual, o que ésta virtualidad saque de nosotros todo tipo de sentimientos e ideas.

Con mucha curiosidad, leía la mañana del lunes acerca de la desaparición de un avión de Air France en un vuelo de Río de Janeiro a París. Desde un principio y por simple lógica, supuse que había caído al mar. Hipótesis que hoy por hoy ya fue confirmada por la Fuerza Aérea Brasileña.

El problema aquí fue que me puse a pensar desde lo más recóndito de mi negro pensamiento en cómo habría sido la muerte de los pasajeros y tripulación de la aeronave francesa.

¡Cristo! De noche, el océano atlántico helado, los niños y los bebes chillando instantes antes del impacto, supongo que las luces del avión se apagaron , así que no pudieron haber visto mucho.

Y bien, ¿Habrían muerto del impacto? o ahogados dentro de la nave. ¿Que tanto habrán gritado antes de morir? ¿Alguien habría muerto de frío? ¿De hipotermia? Bueno esos eran los pensamientos de que por esos momentos me empezaron a llegar a la mente.



A partir de ahí, en los periódicos aparecieron algunas opiniones pendejas o bien, fundadas en esperanzas vanas.
Un lector del Universal apuntaba que algo le hacía recordar la serie "Lost" (que no mame).

Cuando confirmaron a los familiares de los pasajeros desaparecidos de que se habían localizado los restos del avión cerca de una isla brasileña, una de ellas soltó en llanto y comentó que hasta ese momento había tenido la esperanza de que el avión hubiese aterrizado en una isla (pobre ilusa ¿o se hacía pendeja ella misma?).


Sin embargo lo que me impactó fué el leer un primer reporte de la Armada Brasileña donde se empezaron a formar hpótesis con base en las últimas comunicaciones de la Aeronave, las condiciones climáticas de los satélites, así como reportes de barcos y aviones que pasaron por la zona del accidente antes o después del avión accidentado de Air France.

Resulta que había un clima de la chingada con tormentas de vientos y relámpagos que formaron tremendas turbulencias (ésto último confirmado por las últimas comunicaciones que se tuvieron con la nave), que despresurizaron la nave, y no se que manera (quizá conjuntamente con un rayo), averiraron los principales sistemas de navegación del avión.

Al momento de que la nave empezó a caer en picada hacia el mar, y debido a la desprezuración interna, la nave se empezó a desintegrar. Cayó destrozada al mar. Así que muchos de los pasajeros murieron por el zangoloteo, otros por ataques cardiacos por la despresurización y caída en picada, y otros más al salir volando de la nave, ya que las partes del avión se colapasaron.

Quien sabe si tuvieron oportunidad de sentir algo.

Yo creo que el bebe y los niños que viajaban en el avión fueron los primeros en morir sin darse cuenta de nada. No creo que sus parientes les haya dado tiempo siquiera de agarrarlos.
De repente la fila de a lado había desaparecido y quién sabe donde cayó. Pero al parecer pocos fueron concientes de ello.

Estos pinches pensamientos me llegaron a la mente y la neta es que sí sentí ñáñaras.

Ahora creo que sí me queda claro que nadie murió de hipotermia, ni sintieron lo helado del océano atlántico de madrugada. Ni pex...

No hay comentarios:

Publicar un comentario