Google+ Followers

jueves, 25 de junio de 2009

Una infancia muy a la Mexicana

El "Grillito Cantor"

Últimamente me ha dado por escuchar mucho las canciones de cri cri. Y como no si es uno de los cantantes infantiles con más abolengo en México.

Desde que yo iba en la primaria, recuerdo que mi tía sintonizaba todas las mañanas la hora de cri cri en Radio Voz en A.M.

Entonces yo me arreglaba, me vestía y me desayunaba acompañado por “La Muñeca Fea”, “El Ropavejero” ó los Palomos.


Cochinitos Dormilones

No cabe duda que Don Gavilondo Soler tuvo mucha visión y de verdad supo como llegarle a los niños.

Y es que yo de verdad me imaginaba a los pinches ratones confortando a la muñeca fea.

Una boda impresionante y rimbombante donde los palomos contraían nupcias.

Las brujas haciendo un pozole enorme en cazuela para cocinar a los niños que no hacían la tarea.


La Muñeca Fea


Esa de la marcha de las vocales me imagino que sí es una rola muy vieja, por que escuchando como describe a las letras, parece ser que se trata de las vocales en “manuscrito”, que es una manera de escribir que ya casi nadie usa. Ahora usamos la letra “de molde”.

El chorrito que era un cabrón con la hormiga. “Ya me imagino”. La patita que es la encarnación de la esposa mexicana abnegada que permite que su marido le ponga los cuernos y que ni siquiera la mantenga.

¡La princesa caramelo y su paje pirulí! Que al final de cuentas el rey de chocolate se sale con la suya y se la termina “tirando”.

Me imaginaba a la Olla como una señora gorda media mamerta y al comal como un guarro muy cabrón y dicharachero. De niño yo me imaginaba a la olla como una Olla Express, pero esuchando ahora la letra con detenimiento, parece que se refiere a una olla de esas de barro, por aquello del “tizne”.



'Che Araña


Negrito Bailarín


Personalmente siempre me imaginé al Ratón vaquero como un ratón guapo, con rasgos bonitos. También suponía que el Negrito Bailarín y el Negrito Sandía, eran la misma persona: un pinche lépero lépero así como de Alvarado Veracruz.

La de los tres cochinitos es buenísima. Uno de ellos más verde, el otro aventurero y el otro tan desmadroso que se cae de la cama por embarcarse mal en su sueño.

Y no sé por que diablos pero siempre pensé que la rola de La Merienda me la había compuesto a mí por que yo fui un chamaco melindroso y caprichoso. He he he he he

Lo más feo era “El Caminito de la Escuela” por que la programaban al finalizar el programa, lo que significaba que tenía que salir en chinga para no llegar tarde y evitar que me cerraran la puerta de la escuela. Una rola bonita, pero medio pirada. ¿Cómo un tiburón se iba a salir del mar para ir a la escuela con la tortuga que le pidió unos patines a Santa Clós? He he he he he he

En fin, un chingo de historias, un chingo de anécdotas. Una infancia vivida al lado del Grillito Cantor. Por eso me emocioné mucho cuando estando en una fiesta infantil hace unas semanas, programé El Negrito Bailarín y un simpático niñito de unos 4 años ¡Se puso a bailar Tap! Me imagino que su maestra de la escuela les montó esa coreografía para el día de las madres o algo así.



El Ratón Vaquero


Neto, las canciones de Cri cri no son solo para niños. Son para toda la gente que conserve el alma de niño, y que también le guste la muy buena música hecha en México.

2 comentarios:

  1. El ratón vaquero si era guapo, sin duda todo tiempo pasado fue mejor.. Saludos!

    ResponderEliminar